Restaurante Pomerania

La verdad que después de haber cenado en dos de los restaurantes del grupo Rantanplan, me apetecía mucho ir a probar el restaurante Pomerania, que se emplaza ni más ni menos que en el antiguo Café Saigón.  El local siempre me ha encantado y la terraza ni os cuento, siempre ha sido uno de esos pulmoncitos de la capital para las noches de verano.

Escribo la entrada después de haber cenado ya dos veces allí, con lo que he podido probar bastantes platos y sobra decir que si he repetido es que me gustó bastante la cocina. La primera vez fuimos un grupo grande a cenar dentro y esta segunda un grupo de cuatro amigas a la terraza.

Sigue leyendo

Anuncios

Shanghai Mama

Que mejor que una cena de amigas para probar el restaurante asiático Shanghai Mama en Las Tablas. Me había hablado una de mis amigas de él, pero aún no había podido ir a probarlo. El viernes, antes de ir estuve mirando la carta, y sólo os puedo decir que desde que la leí se me hizo la boca agua…

Sigue leyendo

Restaurante La Tomata

Menudo descubrimiento de  restaurante mejicano, La Tomata, es muy muy pequeñito, tiene unas 5 o 6 mesas como mucho, y la más grande es para cuatro personas. Está en la calle Alburquerque (os reto a que digáis el nombre 3 veces sin equivocaros) y no me puede haber gustado más. Cuando entras destila calma y buen ambiente.  Para disfrutar de una cena sin prisas.

Sigue leyendo

El imparcial

Quedamos a cenar en el Restaurante el Imparcial un grupo de amigas,  y hay que decir que el restaurante sorprende nada más entrar con una tienda, pequeña, no muy grande llena de libros y productos bonitos y una espectacular escalera por la que subes al restaurante, cuenta con una zona de barra muy bien decorada y muy agradable para poder tomarte algo mientras esperas. Es la puerta de al lado de la ya famosa Sala Equis

rest
Foto de la web del restaurante

Sigue leyendo

Restaurante El Ingrediente

En la Calle Alenza 5, podemos encontrar un pequeño restaurante, El Ingrediente, ideal para amantes de las comidas especiadas y de buena calidad. El restaurante no es muy grande, cuanta con pocas mesas pero sí que tiene una buena barra. La carta del restaurante tiene raciones y medias raciones, muy cómodo para compartir con amigos.  Muy cerca del restaurante hay unos cuantos parking, que vienen fenomenal ya que en esa zona de noche es prácticamente imposible aparcar.

Doc1
Foto del Instagram de El Ingrediente

Sigue leyendo

Restaurante Raro Rare

Lo único malo del restaurante Raro Rare son los dos turnos, motivo por el cual se me resitía el restaurante, a las 21 siempre me parecía muy pronto y a las 23 demasiado tarde, la idea de cenar allí me vino rodada según compraba entradas para el Mago pop en el que la función es a las 20:30. Nada más llegar te sorprende la cálida iluminación y la peculiar decoración.

Sigue leyendo

Restaurante Jiménez

Desde luego el restaurante Jiménez es uno de esos sitios al que no llegas por casualidad, o te dicen donde está o no te lo encontrarías nunca al no ser que te perdieras un días por una zona del Plantío. Pegados a las vías del tren el restaurante Jiménez es un chalet con patio (en el que se debe estar la mar de agosto en verano) y que en su interior cuenta con un buen comedor y un pequeño reservado.
Tiene dos menús, uno de degustación y otro normal por un precio más que razonable, creo que eran unos 26€ y por supuesto una carta llena de platos más que apetecibles. En esta ocasión nos decantamos por pedir menú y como nos pudo el ansia también pedimos unos platos para compartir y así poder probar más cosas.  He de. decir que había quedado a comer con el grupo de la universidad y entre batalla y batalla se me escaparon bastantes fotos como la de los callos,  para mí estaban un peli fuertes pero riquísimos de sabor, o unos huevos escalfados sobre una cama de verduritas y jamón que también estaban de “muerte pelona”.

De primero me decidí por las alubias con setas que estaban para tomarte un par de platos (que de hecho lo hicimos, porque nos invitaron a un par de platos con los entrantes para que todos pudieran probarlas).

Sigue leyendo